miércoles, 9 de julio de 2008

La banda terrorista ETA logra que 4.000 empresarios ya hayan cedido a la extorsión

 

DAVID FERNÁNDEZ. 09.07.2008 - 06:20h

La banda terrorista ETA logra que 4.000 empresarios ya hayan cedido a la extorsión

Ampliar foto

En esta carta enviada a un empresario navarro el año pasado ETA le recuerda que "no ha realizado la mínima gestión" para pagar los pedido en anteriores misivas.

  • "Todas las semanas se reciben cartas".
  • Algunas misivas se están enviando a empresas de Aragón, Comunidad Valenciana y Madrid.
  • La banda ingresa cada año entre 1,7 y 2,3 millones.
  • Próxima entrega: Los extorsionados: "No alimentaremos la bestia".
Minuteca todo sobre:

Pequeños comerciantes, pymes y grandes compañías. Empresarios 'en sintonía', es decir, afines al nacionalismo vasco, y empresarios 'enemigos del pueblo'. ETA ha conseguido que desde el año 2000 más de 4.000 empresas del País Vasco y Navarra hayan cedido al chantaje y pagado el 'impuesto revolucionario', según han informado a 20 minutos fuentes de la lucha antiterrorista, que aseguran incluso que hay "empresas de Madrid, Aragón y Comunidad valenciana, muy pocas" que también están siendo víctimas de la extorsión etarra.

ETA ha conseguido una media de entre 1,75 y 2,3 millones gracias al 'impuesto revolucionario'

Si el año pasado la banda terrorista envió hasta nueve remesas de cartas de chantaje, ahora en 2008 "todas las semanas se están recibiendo misivas", según las mismas fuentes. La Confederación Empresarial Vasca Confebask aseguró ayer las cartas ya no son "una especial novedad", ya que se está produciendo "una sucesión continua de envíos". Sobre todo en Guipúzcoa y Vizcaya, y en menor medida, en Álava y Navarra.

Las últimas, como publicó ayer el diario El Correo, piden entre 70.000 y 120.000 euros y tienen dos tipos de destinatarios: aquellos que las están recibiendo por primera vez y los que están recibiendo recordatorios por negarse a pagar. Los servicios antiterroristas especializados en extorsión han explicado a este diario que en los últimos años ETA ha conseguido una media de entre 1,75 y 2,3 millones de euros gracias al ‘impuesto revolucionario'.

Por sectores industriales

El aparato de extorsión (GEZI, que significa flecha) envía algunas veces las cartas eligiendo en cada remesa empresas del mismo sector industrial. GEZI suele llevar la contabilidad de sus extorsiones en las listas EGUR (leña).

Las últimas cartas han coincidido con la detención de varios empresarios

Las cartas suelen tener desde el año 2000 un código alfanúmerico que apenas ha variado en estos últimos años. Suele ser del tipo A01T07555B035D, donde AT corresponde a la provincia de Guipúzcoa, "01" al mes del año, es decir, enero; "07" es indicativo del año 2007; "555" es el número de carta enviada a lo largo de ese año; "B" significa que se trata de la segunda remesa de cartas enviadas; "035" es la cantidad exigida, es decir, 35.000 1; y "D" es la clave que corresponde al dirigente de GEZI que la ha enviado.

Las últimas misivas han coincidido además con la detención de dos empresarios vascos acusados pagar a ETA: Sabino Arrieta, ex presidente de la siderúrgica Sidenor, y José Antonio Jainaga, consejero delegado de esta acería. Arrieta reconoció que había recibido hasta seis cartas pero que nunca pagó "ni un sólo euro".

Seguros antisecuestro

El miedo hace que la gran mayoría de los empresarios y comerciantes no denuncie. Ese miedo ha permitido a los servicios antiterroristas detectar que los empresarios más fuertes económicamente han empezado a contratar seguros antisecuestros, algo que está prohibído en España y que suele ser por ejemplo una práctica muy habitual en México, con aseguradoras de otros países, contratos obviamente que están legalmente disfrazados.

"Hay dos compañías estadounidenses y una británica que en estos momentos ofrecen estos servicios y que trabajan con clientes españoles", explican las fuentes antiterroristas.

Cinco preguntas sobre... Las cartas: cantidades y modo de pago

1.-¿Qué cantidades se exigen? Suelen oscilar, según se envíen a pequeños o grandes empresarios. Han variado en los últimos tres años entre los 12.000 y los 400.000 euros.

2.-Modalidades de pago. En algunas misivas, sobre todo a empresarios que son afines al nacionalismo, ETA ofrece ‘la ventaja' de pagar a plazos lo que llama aportaciones voluntarias. "Un empresario por ejemplo llegó a pagar en cuatro plazos, uno por año".

3.-Amenazas. ETA es muy insistente. Si no se paga, recrimina en nuevas misivas la "falta de voluntad" a pesar "de contar con vías para ello". Informa además a los empre-sarios que tiene "datos" de su situación financiera y sabe que pueden reunir el dinero que les está pidiendo. Otra amenaza velada es mandar la carta a casa o a familiares.

4.-Dónde pagar. Sin especificar en "círculos habituales de la izquierda abertzale".

5.-Donaciones. Los servicios antiterroristas recuerdan que muchos comerciantes para no ser ‘marcados' pagan donaciones cuando por ejem-plo visitan su negocio para pedir por los presos etarras.

Artículos relacionados

No hay comentarios:

Sunrise