lunes, 24 de noviembre de 2008

Los 'afters' escapan al control de la Policía

Los 'afters' escapan al control de la Policía debido al recorte de las horas extra

M.T./ B.C. / O. F.. 24.11.2008

Discotecas en Madrid

 

 

Cola para entrar a las puertas de la discoteca Morocco (Centro)

  • Gallardón cierra discotecas emblemáticas, pero no puede con los 'afters' clandestinos que abren a partir de las 6.00 horas en la capital.
  • La falta de dinero municipal ha reducido a la mitad el número de agentes nocturnos que hacen controles los fines de semana.
  • Los 'afters' incumplen horarios y en su mayoría no cuentan con licencias municipales para desarrollar su actividad.

La caza de brujas de Gallardón contra las discotecas tras la muerte de Álvaro Ussía ha acabado este fin de semana con La Riviera, Moma, But y Macumba. Pero difícilmente alcanzará a los afters hours clandestinos, locales de copas que incumplen el horario y suelen carecer de licencia.

La razón es que el Ayuntamiento de Madrid ha restringido las horas extraordinarias de los agentes por la falta de fondos, lo que impedirá hacer más inspecciones. "Antes de la crisis, la falta de gente se compensaba con dinero para extras", advierte Roberto Gómez, policía municipal y miembro de CC OO.

Muchos 'afters' utilizan su licencia de cafetería para abrir a partir de las 6.00 horas.

Los fines de semana, los bares de copas deben cerrar a las 3.30 horas. Después de esa hora, sólo pueden seguir abiertos los que tienen licencia de espectáculo especial. En las discotecas, la hora límite son las 6.00 h.

En la capital hay decenas de afters ilegales, aunque su número exacto es imposible de calcular. Ni siquiera lo hacen todos los fines de semana. Otros locales abren al amanecer amparándose en un limbo legal. Tienen licencia de cafeterías (a partir de las 6.00 h), pero actúan como bares de ocio nocturno: cobran entrada, sirven copas y tienen porteros.

120 agentes patrullando

"Hace un año se controlaba mucho la hora, pero ya no podemos, no hay agentes suficientes", destaca Gómez. La plantilla se compone de 6.500 policías, según CC OO. De ellos, 950 trabajan de noche (de 22.30 a 7.30 h), pero en fin de semana sólo son un tercio (315 agentes entre personal de calle y despacho). Esas noches hay 120 municipales patrullando las calles.

"Antes, los sábados había una media de tres patrullas más por distrito, unos 126 agentes más". Este personal extra controlaba locales y mantenía el orden público, además de evitar el botellón. Durante las inspecciones se revisa la documentación.

Sobre este tema, el Consistorio rehusó ayer hacer declaraciones.

No hay comentarios:

Sunrise